viernes, 30 de noviembre de 2012

¿Robo a Alonso; o Vettel justo campeón?

He aquí el dilema. La mayoría de nosotros pensamos, o hemos pensado, que los comisarios han 'robado' a Fernando Alonso. Que bajo ningún concepto querían que el español fuese el tricampeón más joven de la historia. Todos, incluido yo, hemos insinuado que han favorecido a Vettel descaradamente.

¿Qué es lo que pasa? Pues creo que no aceptamos que a Fernando se le haya escapado este mundial porque ha sido un año sobresaliente. El año de Vettel ha sido practicamente de diez, pero el de Alonso se puede decir que ha sido de sobresaliente con asterisco, como nos ponían en clase cuando eramos pequeños. ¿Qué posiblemente el adelantamiento de Vettel a Vergne era sancionable? Estoy de acuerdo. Pero, antes de que todos viésemos ese vídeo, todos nos aferrábamos al adelantamiento a Kobayashi. Cuando se demostró que no era sancionable, apareció el otro vídeo. Estábamos deseando buscar cosas extrañas para ganar el título. Para darle a Fernando esa pequeña ayuda que le ha faltado por tener un coche peor en la parte final del campeonato. 

Los comisarios son personas y es normal que se equivoquen. De hecho, el adelantamiento al Toro Rosso tardó muchas horas en circular por la red, por lo que tenemos que reconocer que era difícil de ver. Y ojo, que lo que nos han vendido de un Ferrari tan malo, es verdad hasta cierto punto: mientras que en muchos circuitos se alternaba el liderazgo de McLaren, Red Bull, Lotus y alguna vez de Mercedes y Williams, el Ferrari siempre era el tercer mejor coche en cuanto a ritmo de carrera. El tercer mejor coche como mínimo. El problema ha estado en que en la parte final de la temporada, todas las actualizaciones le han funcionado a los Red Bull, y muy pocas a los Ferrari. Ahí está nuestra impotencia.

También nos quejamos de los, como mínimo y siendo pesimistas, 30 puntos que Alonso perdió por abandonos provocados por accidentes ajenos a Fernando. Y seguramente habrían sido 36 puntos los que se perdieron en esos toques. En cambio, la suerte acompañó a Vettel: cuando le tocaron, el Red Bull aguantó como un 'toro' sin demasiados daños. La suerte siempre es un factor a tener en cuenta. ¿Acaso no recordamos cuando Michael reventó el motor en Japón 2006? La suerte ese día fue de Alonso. 

Eso sí, todos sabemos que Alonso ha merecido ganar. Ferrari se está quedando sin escusas. Tendrá a Alonso hasta 2016. Cuatro temporadas más en las que Alonso conseguirá más de un título. Tiempo al tiempo.

Sígueme en Twitter: @datosf1