martes, 11 de noviembre de 2014

Dos años dan para mucho

Hoy estaba pensando en las vueltas que da al vida. Alonso vuelve a McLaren. Y, lo sorprendente, es que hasta ilusiona. Ver al piloto español con el McLaren Honda, al igual que Senna. Quien nos lo iba a decir cuando hace ahora cinco años, esperábamos ansiosos el inicio de la temporada 2010. Con Ferrari. Todo ilusiones.

Hace más de dos años que no escribo nada en el blog y me he decidido a improvisar y recordar lo que ha pasado estos dos últimos años en este deporte. Antes hablaba de la ilusión de Ferrari y Alonso. Hablar de Ferrari es hablar de Michael Schumacher. El piloto alemán dejó la F1 al terminar la temporada 2012. ¡Ni si quiera le dediqué una entrada en la web! Que falta de respeto por mi parte. Si hablamos de 2012 y de Michael, tenemos que hablar de su sustituto en Mercedes. Lewis Hamilton dejó la que fue su casa desde siempre para ir a cobrar una millonada...pero el tiempo ha demostrado que el proyecto deportivo era "medianamente bueno".

Ese mismo año, nuestra escudería, HRT, dejó la F1. Pedro de la Rosa no ha vuelto a competir en la máxima categoría del automovilismo. Aún así, nos alegra ver al catalán al lado de Fernando, para intentar evolucionar su Ferrari. No funcionó. ¿O si?


Ahora todos recordamos lo malo que es el Ferrari, pero poca gente habla de como arrancó la temporada 2013. Australia, Malasia, China, Bahrein y España. Super coche (a manos de Alonso, claro). Podio en la primera carrera, detrás de un sorprendente Kimi en Lotus. Segunda carrera. Malasia con lluvia al empezar y Fernando toca a Vettel en la salida. Rompe su alerón y decide no entrar ya que pronto había que poner ruedas de seco y quería minimizar daños. Su alerón se desprende bloqueando las ruedas. Abandono. A veces, minimizando daños, se maximizan. China, victoria de Alonso. Victoria holgada además.


Después llegamos a Bahréin, carrera que ejemplifica al máximo lo que ha sucedido en la relación Alonso- Ferrari. Se rompe el DRS quedándose abierto, Alonso mantiene a raya a un Force India unas vueltas, hasta que le llaman al box para reparar el DRS. Reparar al estilo cabrero. Dos palmetazos y cual Amador Rivas... "Ala, arreglao". En españa, nueva victoria de Alonso. La última hasta la fecha. A partir de ahí, 14 carreras con 11 victorias de Vettel, un segundo, un tercero y un abandono. Fin del Mundial.

Para la temporada 2014, hay muchas novedades. Adiós a Webber, Ricciardo en su lugar, Massa a Williams, Kimi vuelve a Ferrari, Bottas is faster than you. Pero antes de acabar el año, la noticia es el accidente de Michael Schumacher que permaneció muchas semanas luchando por su vida. Su estado actual... hay pocas noticias. Pero hay esperanza. 

El caso es que arranca el mundial. Estábamos hartos de la tiranía de Vettel y Red Bull. Este año, la tiranía será de Mercedes y Rosberg, al menos, plantará cara a un Lewis Hamilton que casi siempre que no tiene problemas en carrera, arrasa. Vettel las pasa canutas contra el risueño compañero, capaz de vencer en tres carreras por ninguna del alemán. Esto -y el previo divorcio Alonso - Ferrari- hará que Vettel "huya" hacia Ferrari. La noticia del año pudo ser el cambio de aires de Fernando hacia McLaren (Vuelveee, ¿a casa? por navidaaaad) Se habla mucho del McLaren Honda. Que si, que este año ha quedado por detrás de Ferrari. Pero por los puntos de Alonso. Esa es otra, Iceman se ha derretido al lado del Asturiano. En Honda afirman que su motor es mejor que los italianos y franceses. Pero todo esto son rumores que no comprobaremos hasta que arraque la temporada 2015.

Para finalizar, ya que el final entre Rosberg y Hamilton era algo que se preveía hace tiempo y que en mi opinión no tiene mucha espectación debido a la superioridad de los rivales, prefiero terminar con un tema del que llevo tiempo queriendo escribir. De Jules Bianchi. Ya se ha dicho todo en estas semanas. Simplemente, #ForzaJules.






Sígueme en Twitter: @datosf1